• Home
  • Noticias
  • Otro golpe a los lugares sagrados de los huicholes, ahora quieren ponerles una presa

Otro golpe a los lugares sagrados de los huicholes, ahora quieren ponerles una presa

En los últimos meses, la depredación de las zonas sagradas de los wixárikas -huicholes- aumentó. Primero, la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) concesionó para su enajenación casi 100 hectáreas de la denominada Playa del Rey en el municipio de San Blas, en donde existe un paraje llamado Isla del Rey, un ancestral sitio sagrado para los huicholes. Después, una empresa canadiense inició perforaciones en Wirikuta, también lugar sagrado del pueblo wixárika. Ahora, quieren construir la presa hidroeléctrica Las Cruces, obras que comenzarán este año en la cuenca del río San Pedro, en el municipio de Ruiz, en Nayarit, que, de hacerse, dejará a sus sitios sagrados bajo el agua.

La gravedad de esto, va en varios sentidos: vulneran la cosmovisión wixárika, apropiándose de los lugares que consideran sagrados, y alteran los sitios naturales, dañando el entorno y su economía. Es obvio que en este país los intereses están sobre las creencias ancestrales, los lugareños y la ecología.

Hablando específicamente del río San Pedro, su cauce alimenta miles de hectáreas de mangle y equilibra la salinidad para que las marismas sobrevivan en el norte del estado. El de la “genial” idea de la hidroeléctrica -o, si no tuvo la idea él, de menos fue el que dijo “esta boca es mía”- fue Roberto Sandoval Castañeda, gobernador de Nayarit, quien el 11 de marzo solicitó a Felipe Calderón apoyo para su construcción, durante una visita del presidente a la presa La Yesca. Supongo que el titular del ejecutivo federal estaba de buenas porque parece que concedió la petición o estaba pensando en quedar bien o, de plano, tiene algo personal contra los huicholes. El caso es que las obras comenzarán sin tomar en cuenta la opinión de los afectados.

De acuerdo con Braulio Hernández Estrada, gobernador tradicional de la comunidad serrana Mesa del Nayar, municipio de El Nayar, de llevarse a cabo el proyecto, los lugares sagrados de varios poblados donde acuden para saber cuáles son las rutas de vida a seguir, quedarán prácticamente perdidos.

Pero eso es sólo la parte ligada a las tradiciones, por lo que toca a la económica, también tendrán un fuerte golpe. Según Max Moreno Torres, integrante de la Cooperativa de Boca de Camichín, hasta 5 mil familias quedarían sin sustento. Esto es así porque miles cultivan ostiones en los poblados Toro Mocho, Boca de Camichín, El Sesteo, Los Corchos y otros, entonces verían afectada su economía porque al cambiar el caudal, se modificará la mezcla de agua dulce y salada que permite la ostricultura.

Los ecologistas también tienen algo que decir. Para Zuleyka Sánchez Reyes, especialista de Boca de Camichín, hacer la presa significaría “acabar con la fuente principal de ingresos de muchísimas familias, y no han considerado que también afectaría a la isla de Mexcaltitán, que busca recuperar la categoría de pueblo mágico”, y advierte que, al no haber agua, se alteraría el equilibrio hídrico en los alrededores de la ínsula, lo que “traería consecuencias que ni siquiera se alcanzan a ver”.

Al parecer, al priísta Sandoval Castañeda no le importa lo que opinen los wixárikas, ni los de las cooperativas, ni los ecologistas, él igual quiere una presa. Lo que más miedo me da es que el tipo no lleva ni un año en el cargo y desde ya quiere sumarse al equipo “todos contra los lugares sagrados”, y para cuando termine su gestión ya no habrá Calderón a quien culpar.

Aprovecho el espacio y el tema para invitar a los interesados al WIRIKUTA FEST, por el derecho a lo sagrado, que se llevará a cabo en el Foro Sol de la ciudad de México el próximo 26 de mayo. Tiene como objetivo principal la recaudación de fondos para la Defensa de Wirikuta y para fortalecer proyectos locales de desarrollo en Wirikuta como alternativa a la minería y la agroindustria en la zona. Entre los participantes estarán Café Tacvba, Caifanes, Enrique Bunbury, Calle 13, Julieta Venegas y Ely Guerra.

Imagen: Jaime Rojo/WWF

Fuente: Vivir México

  

Trackback from your site.

Leave a comment