Home / noticias / Arte de Schwitters nace de la devastación

Arte de Schwitters nace de la devastación

El pintor y escritor alemán Kurt Schwitters, reconocido por la creación de collages a base de desperdicios rescatados de la vida cotidiana, conocidos como cuadros Merz, será recordado a 130 años de su nacimiento que se cumplen mañana.

Kurt Schwitters nació en Hannover, Alemania, el 20 de junio de 1887 y realizó sus estudios en la Academia de Arte de Dresde, de 1910 a 1914, para posteriormente dirigirse a la Academia de Berlín, de la cual fue expulsado al ser considerado falto de talento.

Según datos autobiográficos, Shwitters creía que el arte no se trataba de imitar, ni a la naturaleza pintando un cuadro ni a colegas consolidados, sino de crear. Aun así, expuso principalmente paisajes en muestras organizadas por el Círculo Artístico de Hanover.

Su carrera artística fue interrumpida por el estallido de la Primera Guerra Mundial, cuando en 1917 fue llamado a las filas y destinado a una oficina, de la cual fue expulsado después de sus intentos de que así sucediera, señala el sitio electrónico “merzmail.net”.

Después de ser expulsado, el pintor comenzó a trabajar como delineante industrial, lo que en conjunto con la guerra lo hacía miserable.

Cuando la guerra terminó y comenzó la Revolución, Shwitters, liberado, abandonó su trabajo y comenzó a dedicarse de nuevo al arte.

Fue entonces cuando las creaciones que le dieron fama vieron la luz por primera vez, pues según sus propias palabras, al ver la devastación en la que Alemania se encontraba, tuvo la inspiración de que a partir de los escombros, podían alzarse cosas maravillosas.

Además, con los cuadros Merz también tuvo la oportunidad de ahorrar, pues expresaba su sentir clavando restos de basura, imperativo al vivir en un país empobrecido por la guerra.

Cuentan sus biografías que Shwitters fue expulsado de los círculos dadaístas berlineses por su condición burguesa y apolítica, sin embargo, hoy en día, a pesar de ser creada como oposición a ésta, su obra es considerada dentro de ese movimiento.

El nombre de sus cuadros nació de la casualidad de que en uno de ellos, se podía leer en un recorte de periódico que formaba parte del collage la palabra “Merz”, que era parte de la palabra “Kommerz”, nombre de un banco, relata el sitio “jotdown.es”.

Entre sus obras destacadas se encuentran la anteriormente mencionada y “Merzbau”, que marcó un precedente a la técnica de la instalación.

Más adelante, complacido con el término Merz, pues no quería que sus obras formaran parte de otras corrientes, decidió acuñarlo a sus creaciones literarias y más adelante a él mismo.

Shwitters fue reconocido también por su faceta como escritor y poeta, cuya poesía se caracteriza también por la experimentación y la irreverencia, siendo su poema “An Anna Blume”, uno de los más conocidos, reproducidos y polémicos.

Los años dorados de los Merz duraron hasta 1923. Por ese año Schwitters comenzó a evolucionar a una plástica geométrica y constructiva.

Más adelante y después de haber creado también la Revista Merz, su obra fue calificada por el régimen Nazi como “arte degenerado”. lo que derivó en su exilio que lo llevó a refugiarse en Noruega, donde su obra no tenía ninguna resonancia.

Así fue como durante la última etapa de su vida Schwitters se vio distanciado del esplendor en que su obra había vivido antes de su exilio.

Esta melancolía se vio reflejada en sus obras, cuando en 1940, se vio obligado a escapar de Noruega debido a la llegada de las tropas Nazi.

Su llegada a Inglaterra fue complicada y fue detenido en diversas ocasiones, junto con su hijo, quien fue liberado y obtuvo trabajo. En 1941, el pintor fue liberado también y fue a vivir con su hijo.

Para sobrevivir en Londres, se dedicó a pintar retratos con los que tenía dificultades debido a su técnica. A pesar de haber exhibido su obra, no tuvo resonancia y casi no vendió cuadros.

Enfermo de una apoplejía que dejó secuelas, el pintor inició un romance con su enfermera y al terminar la guerra decidió quedarse con ella en Inglaterra.

Luego de un tiempo considerable de padecer ataques de asma y dejando atrás presupuesto para nuevas construcciones Merz, Kurt Schwitters falleció a los 61 años, el 8 de enero de 1948.

Pulso Político On Line/ Notimex/ Foto: Internet

7

Vea tambien

Gremio vs Pachuca: los campeones de América buscan la final del Mundial de Clubes

Ciudad de México, 12 de Diciembre   El uruguayo Diego Alonso, técnico del Pachuca de México, afirmó que …

Deje un comentario