Home / noticias / Tigres noquea a Monterrey; sueña con el bicampeonato

Tigres noquea a Monterrey; sueña con el bicampeonato

Ciudad de México, 14 de Mayo

 

Centros y más centros. El Monterrey apostó a eso por más de 80 minutos y no pudo remontar. Terminó siendo una misión imposible imponerse a Tigres y, sin más opciones, volvió a ser víctima de André-Pierre Gignac, que con dos goles frente a Hugo González firmó el pase de los felinos a las semifinales del torneo.

Como en el juego de ida, Gignac resolvió las cosas en un par de momentos clave. Tras una falta cerca del área, el francés tomó el balón y remató con potencia a la posición del portero, poniendo el 5-1 global en tiempo de descuento. Con eso, se terminó la historia.

Los Rayados no mostraron apuro en mejorar su falta de contundencia y fueron quedándose sin variantes, con la urgencia de anotar. El “Turco” Mohamed mandó a sus mejores hombres en el ataque, con Dorlan Pabón, Rogelio Funes Mori y Edwin Cardona, quien reapareció luego de haberse quedado en la banca en su visita al Volcán.

No obstante, lo más que pudo lograr en el primer tiempo el cuadro albiazul fue un remate al poste de larga distancia, por medio de Pabón. Fuera de eso, siguieron los centros por las bandas.

Para el complemento, la apuesta de los locales incluyó cuatro delanteros: Cardona, Pabón, Funes Mori y Yimmy Chará, quien entró de cambio por Efraín Juárez. La ventaja le sirvió a los Tigres para manejar las cosas con calma, a la espera de cualquier contragolpe que pudiera ser letal.

En el medio campo, el que mejor manejó las pausas fue el argentino Guido Pizarro, circulando el esférico entre Javier Aquino, Jesús Dueñas y Lucas Zelarayán, que salió por un movimiento táctico. En cuestión de intervenciones, el guardameta Nahuel Guzmán contó más con servicios cortados que remates al arco por parte de los Rayados.

Conforme avanzó el juego, Tigres empezó a jugar con el tiempo. Paseó la pelota desde su zona defensiva y repitió la dosis en la mitad del campo, con el conjunto albiazul sin otro recurso que las faltas. Un partido a modo, en el que, sin embargo, el técnico Ricardo Ferretti castigó con gritos algunos errores de concentración.

Al tiempo que Mohamed se refugiaba en su zona técnica, el Monterrey siguió buscando. Casi siempre con las mismas armas, pero perdiendo velocidad. En total, generó siete tiros de esquina.

Hacia la recta final (68’), en una escapada por la banda izquierda y un resbalón de César Montes, Gignac firmó el segundo en un mano a mano con Hugo González, rematando por un lado. Aquel, fue el tiro de gracia.

INFORMACIÓN DE adrenalina360

Fuente: El Visto Bueno

1

Vea tambien

Remoción del Titular de la FEPADE, atentado al estado de derecho: Rivera Barquín

Redacción Visto Bueno La remoción del Fiscal Especializado en Atención a Delitos Electorales, Santiago Nieto …

Deje un comentario