Home / Salud / El joven ingeniero que construye casas con botellas de plástico para luchar contra el desierto

El joven ingeniero que construye casas con botellas de plástico para luchar contra el desierto

Vivir en el desierto, con temperaturas que superan los 50ºC, con tormentas de arena, dificultades para encontrar agua y, por supuesto, dificultades para encontrar empleo y confort es algo sin duda meritorio. Pero vivir en un campo de refugiados que se encuentra en el denominado desierto de desiertos es algo ya casi de superhéroe.

En el suroeste de Argelia se encuentra la provincia de Tindouf, la cual alberga un conjunto de campos de refugiados habitados por refugiados saharauis. Los campos se han convertido en el alter ego del Sahara Occidental, ya que han sido denominados con los nombres de las ciudades de este país no reconocido: El Aaiún, Auserd, Smara y Dajla. Cada campo puede acoger varias decenas de miles de habitantes y algunos de ellos llevan más de 40 años en el lugar. Algunos de sus ciudadanos ya se han convertido en la tercera generación de este pseudopaís.

Imagen del campo de refugiados de Tindouf. Fuente: Asociación Guanchera de amigos de los pueblos.

Y es en este inhóspito territorio donde hoy queremos rescatar una historia que merece ser descubierta y admirada. Nos la trae Pablo Mediavilla desde El País, bajo el auspicio del proyecto The New Arrivalsfinanciado por el European Journalism Centre con el apoyo de la Fundación Bill & Melinda Gates.

Se trata de la historia de Tateh Lehbib Braica, un ingeniero saharaui de 27 años que ha decidido luchar contra las inclemencias del desierto. ¿Cómo? Ha emprendido un “loco” proyecto de construcción de viviendas en el desierto usando botellas reutilizadas rellenas de arena. Tateh, que estudió energías renovables en la Universidad de Argel y luego cursó un máster en eficiencia energética en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, reconoce que la idea surgió en el año 2016, después de que su campo sufriera una gran inundación que causó la destrucción de 9.000 casas y un 60% de la infraestructura de los campos.

Dos hombres trabajan en la construcción de una vivienda hecha con botellas de plástico en el campamento de Tinduf. Foto: Pablo Meiavilla para El País.

“Estaba usando botellas de plástico para hacer una maqueta de unos tejados y se me ocurrió. […] Además, sirve para que los voluntarios ganen un poco de dinero y para crear conciencia de limpiar las comunidades y hacer cosas positivas por ellas”, explica Tateh a El País.

Cada vivienda necesita alrededor de 6.000 botellas y unas cuatro personas trabajando durante una semana. Tateh afirma además que el sistema sirve para aprovechar “las toneladas de plástico” que se generan en el campamento.

La brillante y exitosa idea llegó hasta la misma sede central de ACNUR (el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, en Ginebra) y fue seleccionada como proyecto piloto. Ello posibilitó que el organismo aportara algo más de 55.000 euros que han servido para construir 25 casas más en los cinco campamentos que habitan 90.000 refugiados saharauis en la provincia.

Un hombre saharaui trabaja para terminar una vivienda de botellas en el campamento de Tinduf. Foto: Pablo Mediavilla para El País.

Los muros de estas viviendas son construidos con botellas de plástico rellenadas con arena, revestidas con cemento y una mezcla interior de tierra y paja que sirve de aislante térmico, lo que ayuda a mejorar la eficiencia del hogar. Esto provoca que se trate de viviendas más resistentes que las tradicionales construcciones de adobe, que se deshace con las lluvias que golpean la región cada cierto tiempo.

 El suyo es un proyecto con sueño incorporado y respaldo familiar:

“Mi abuela está muy contenta. Mi sueño es construir una vivienda para cada familia de los campamentos, aunque no creo que sea la solución definitiva. No quiero vivir toda la vida como refugiado, quiero volver a nuestros territorios con la cabeza alta, pero mientras es mi derecho vivir con dignidad”, declara a El País.

The post El joven ingeniero que construye casas con botellas de plástico para luchar contra el desierto appeared first on muhimu.

Fuente: muhimu

5

Vea tambien

Este polvo tiene más hierro que la espinaca, más antioxidantes que los arándanos y más vitamina

La espirulina es un alimento recientemente descubierto que te dejará con la boca abierta. De …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *