Home / Salud / No tienes que esperar ir al médico, comprueba y controla tus tiroides tú mismo con un termómetro

No tienes que esperar ir al médico, comprueba y controla tus tiroides tú mismo con un termómetro

Tal vez hemos escuchado a muchas personas diciendo que sufren de las tiroides, sin embargo, no sabemos exactamente qué es. Las tiroides es una glándula ubicada en la parte inferior del cuello.

La misma se encarga de producir hormonas necesarias para el buen funcionamiento de los órganos. Entre otras cosas, controlar el ritmo cardiaco y la quema de calorías. Por ello, podemos decir que controla nuestro metabolismo.

Si el funcionamiento de esta glándula no se está llevando a cabo correctamente, sufriremos las consecuencias. Una de ellas, es el aumento de peso o la dificultar para quemar grasa y calorías. Es por eso que muchas personas quieren bajar de peso, pero no pueden. Si ese es tu caso, deberías considerar revisar el funcionamiento de tus tiroides.

Si tienes estos síntomas, no tienes por qué asustarte ni mucho menos. Aunque es cierto que puede resultar algo peligroso, si se detecta a tiempo, tiene solución. Tampoco debes salir corriendo al hospital a hacer una cita con tu doctor. Si la situación es grave, no dudes en hacerlo, de lo contrario, puedes solucionarlo en tu casa.

A continuación te presentaremos una prueba muy simple conocida como prueba de Barney. Esta prueba es muy simple y te ayudará a detectar problemas de las tiroides de manera sencilla. Presta atención a lo que necesitarás para hacerla y cómo actuar dependiendo del resultado.

Prueba de Barney para las tiroides

Lo primero que debes tener a mano, es un termómetro. Lo debes agitar muy bien y verificar que no marque una temperatura superior a los 35°C o 95°F. Dicho instrumento lo pondrás en tu mesita de noche para tenerlo cerca.

Entonces, la mañana siguiente lo podrás en tu axila tan pronto te despiertes. Déjalo allí durante 10 minutos y revisa la temperatura que marca. El diagnostico se hará de acuerdo a la temperatura mostrada en el instrumento.

Si tu temperatura oscila entre los 36.5°C y 36.8°C o su equivalente 97.7°F y 98.2°F, tus glándulas están en perfecto estado. En caso que tu temperatura sea menor a los 36.5°C o 97.7°F, es un claro indicativo de que están funcionando lentamente.

Algunas de las consecuencias de que las glándulas tiroides funcionen lentamente son las siguientes: dolores de cabeza crónico, falta de memoria y concentración, fatiga y falta de energía, infecciones, depresión y hasta la pérdida del cabello.

Vea también: Por ignorar estas 5 señales es que muchas personas se les desarrolla un cáncer de páncreas

En caso contrario, es decir, si pasa los 36.8°C o 98.2°F, están trabajando muy rápido. Otra posibilidad es que tengas alguna infección en el cuerpo y no te hayas dado cuenta. Para que el diagnostico sea más certero, debemos repetir la prueba 3 días consecutivos. Así, nos aseguramos de tener un resultado más preciso.

En caso que su temperatura este por debajo o por encima de los niveles indicados, visita tu médico. Además, procura seguir sus instrucciones al pie de la letra para mejorar tu salud. Recuerda que con la salud no se juega, pues sus efectos pueden ser irreversibles. Por eso, no dudes en compartir este artículo en las redes sociales para ayudar a otros a identificar si sufren o no de las tiroides.

La entrada No tienes que esperar ir al médico, comprueba y controla tus tiroides tú mismo con un termómetro aparece primero en Estilo con Salud.

Author: EstiloconSalud – Estilo con Salud

9

Vea tambien

Esta fue Nueva Moscú, el intento ruso de colonizar África

Rusia llegó tarde a la colonización occidental del continente africano, pero no por ello dejó …

Deje un comentario