Home / noticias / Estados malversaron 4 mmdp destinados a salud: ASF

Estados malversaron 4 mmdp destinados a salud: ASF

Ciudad de México, 17 de Febrero

 

En 2015, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) auditó el Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud, recursos que la Federación entrega a los estados del país y en la mayoría de los casos hubo anomalías sobre el manejo y destino de los recursos públicos.

Incluso, en la mayoría de las entidades federativas, de no subsanarlos, se advierten posibles “quebrantos a la Hacienda Pública Federal”, aunque también se adelantan “posibles recuperaciones” millonarias.

Según los resultados de la Cuenta Pública 2015, entregada este miércoles a la Cámara de Diputados, en el tema de salud hay inobservancias, incumplimientos en las reglas de operación, opacidad en los procesos y en el peor de los casos recursos desviados.

Para el consultor de Integralia, Luis Pineda, estos resultados de la ASF ratifican los problemas que los estados del país enfrentan en el control, uso y comprobación de los recursos públicos que reciben.

Explicó que el mayor problema se encuentra en el gasto federalizado, donde se pueden visualizar eventual desvíos de recursos que las entidades deberán subsanar.

Recordó que esta Cuenta Pública es la última que se presenta con las disposiciones anteriores a las recientes leyes de anticorrupción aprobadas por el Congreso, por lo que las siguientes auditorias podrías contener mejores formas de auditar, pues las ASF tendría más colmillos.

Aguascalientes. La ASF, al auditar esta entidad, encontró que, al 31 de diciembre de 2015, la entidad federativa no había devengado el 3.6 por ciento de los recursos transferidos, y al 31 de mayo de 2016 el 2.3 por ciento, por un monto de casi 25 millones de pesos, el cual está pendiente de acreditar su destino y aplicación.

Baja California. En esta entidad se observa un probable daño a la Hacienda Pública Federal por un importe de 50 millones 857 mil pesos y además, la entidad incurrió en incumplimiento de las obligaciones de transparencia sobre la gestión del fondo, ya que no remitió a la SHCP, ni publicó en su página de internet la información del cuarto trimestre del Formato Nivel Financiero y cuatro trimestres de dos de seis indicadores de desempeño, lo cual limitó a la entidad federativa conocer sus debilidades y áreas de mejora.

Baja California Sur. En este estado hubo el siguiente resultado: Se determinaron recuperaciones probables por un millón 648 mil pesos que se integran por 844 mil pesos por pagos al personal que no acreditó el perfil del puesto; 694 mil 700 pesos por pagos a personal sin contrato; 57 mil pesos por pagos a personal que no se encontró en su centro de trabajo y 51 mil pesos por pagos de intereses de las cuotas del ISSSTE y SAR-FOVISSSTE. Asimismo, existen 429 mil pesos por concepto de recursos no devengados al 26 de octubre de 2016.

Campeche. La entidad federativa registró inobservancias principalmente en materia de destino de los recursos y servicios personales, así como de la Ley de Coordinación Fiscal mismos que generó un probable daño a la Hacienda Pública Federal por casi 24 millones de pesos.

Además, Campeche no dispone de un adecuado sistema de control interno que le permita identificar y atender los riesgos que limitan el cumplimiento de los objetivos del fondo, la observancia de su normativa y el manejo ordenado, eficiente y transparente de los recursos, lo que incidió en las irregularidades determinadas en la auditoría.

Chiapas. Este estado también registró inobservancias, principalmente en materia de destino de los recursos que generaron un probable daño a la Hacienda Pública Federal por un importe de 343 millones 633 mil pesos, el cual representa el 11.9 por ciento de la muestra auditada.

Las irregularidades están principalmente por realizar pagos en servicios personales sin documentación comprobatoria, pagos de conceptos no autorizados; asimismo, el ISECH no enteró al SAT parte del ISR, ni al ISSSTE la totalidad de las cuotas del SAR y cuotas del FOVISSSTE.

Chihuahua. Este estado desvió 107 millones de pesos de recursos federales asignados a la compra de medicinas para instituciones de salud públicas incluyendo el Seguro Popular, además de que compró medicinas a 15 veces el valor promedio unitario ”con el pago de sobreprecios por la adquisición de medicamentos y materiales de curación de hasta 15 veces arriba del valor individual autorizado, el Gobierno del Estado de Chihuahua desvió recursos destinados a la atención digna y oportuna de enfermedades cubiertas por el Seguro Popular, con lo cual afecto directamente a las familias mexicanas que por su condición laboral y socioeconómica no son derechohabientes de las instituciones de seguridad social y son protegidos bajo el esquema del Seguro Popular.

Ciudad de México. La capital del país también incurrió inobservancias, principalmente en materia de servicios personales, así como de la Ley de Coordinación Fiscal, que generaron un probable daño a la Hacienda Pública Federal por 13 millones 429 mil pesos, que representa el 0.4% de la muestra auditada, entre los que destacan el pago de medidas de fin de año al personal eventual y de siete trabajadores que carecen de cédula profesional para acreditar el perfil.

Coahuila. En esta entidad el probable daño al erario es equivalente a 46 millones 752 mil pesos, que representan el 3.5 por ciento de la muestra auditada, entre las que destacan los pagos a personal eventual por concepto de asignación bruta y ayuda para gastos de actualización, conceptos no autorizados, por no proporcionar contratos individuales de trabajo, y por pago de obra en las que las facturas, contratos y estimaciones refieren un número de contrato diferente. “En conclusión, el Gobierno del estado de Coahuila de Zaragoza no realizó una gestión eficiente y transparente de los recursos del fondo, apegada a la normativa que regula el ejercicio”.

Colima. Aquí se determinaron recuperaciones probables por 6 millones 491 mil pesos, por pagos al personal que no acreditaron el perfil del puesto; por concepto de personal comisionado a otras dependencias; por concepto de personal que no se encontró en su centro de trabajo; por pagos efectuados a personal eventual sin contrato, y por concepto de vales de despensa no entregados al personal, pero al 31 de diciembre de 2015, la entidad federativa devengó el 100.0% de los recursos transferidos.

Durango. En este estado el posible quebranto financiero es 39 millones 603 mil pesos. Entre las observaciones, destaca el concepto por no proporcionar el expediente ni el contrato para validar la adquisición del equipo médico.

Guanajuato. Aquí el posible quebranto hacendario es de casi 169 millones de pesos, por lo que o realizó una gestión eficiente y transparente de los recursos del fondo.

Guerrero. Este es uno de los estados con un elevado quebranto hacendarios, pues el importe es de mil 248 millones de pesos, el cual representa el 39 por ciento de la muestra auditada; integradas principalmente por préstamos realizados a otros programas, pagos realizados a personal eventual sin contrato.

Jalisco. Al 31 de diciembre de 2015, el Gobierno estatal no había devengado el 0.2 por ciento que representa 10 millones de pesos, los cuales están pendientes de acreditar su destino y aplicación a los objetivos del fondo.

Estado de México. Aquí el posible quebranto hacendario es de 659 millones de pesos, por lo que la entidad no realizó una gestión eficiente y transparente de los recursos del fondo, apegada a la normativa que regula su ejercicio.

Michoacán. Aquí el posible quebranto hacendario es de casi 908 millones de pesos y destacan transferencia de recursos de la cuenta bancaria del fondo 2015 a cuentas bancarias de otros fondos y tampoco se proporcionó la documentación de 3 mil 171 personas para validar que laboraron en su centro de adscripción reportado en las nóminas del fondo en el ejercicio 2015.

Nayarit.  Aquí el posible quebranto hacendario es de 3 millones 303 mil pesos y principalmente hubo pagos sin documentación comprobatoria, pagos a personal que no contaba con el perfil requerido, y pagos de medidas de fin de año a personal de mando medio y superior.

Nuevo León. En esta entidad el probable daño a la Hacienda Pública Federal es por un importe de 31 millones 495 mil pesos, entre las que destacan la falta de aplicación de los recursos reintegrados derivado de las acciones determinadas en el transcurso de la auditoría y por no proporcionar la documentación de cuatro personas para validar su centro de adscripción.

Oaxaca. Aquí se observó un subejercicio por 118 mil pesos por concepto de recursos no devengados al 30 de junio de 2016.

Puebla. Al 31 de diciembre de 2015, la entidad no había devengado el 0.2% de los recursos transferidos, y al 31 de marzo de 2016 el 0.1% por un monto de 852 mil pesos, los cuales fueron devengados en el transcurso de la auditoría.

Querétaro. En esta entidad el probable daño a la Hacienda Pública Federal por 267 mil pesos y “en conclusión, el Gobierno del estado Querétaro realizó, en general, una gestión razonable de los recursos del fondo, excepto por las áreas de oportunidad identificadas para mejorar la eficiencia en el uso de los recursos”.

Quintana Roo. En esta entidad el probable daño a la Hacienda Pública Federal es de casi 540 mil pesos, por cheques cancelados que la entidad no evidenció su reintegro a la cuenta bancaria que administró y concentró los recursos y la aplicación de los mismos objetivos.

San Luis Potosí. Aquí el probable daño a la Hacienda Pública Federal por 10 millones 631 mil pesos.

Sinaloa. Aquí el probable daño a la Hacienda Pública Federal es por un importe de 81 millones de pesos, entre las que destaca la transferencia de recursos del fondo a otras cuentas de los Servicios de Salud, sin acreditar la devolución de los recursos.

Sonora. Aquí el probable daño a la Hacienda Pública Federal es 24 millones de pesos y el estado no envió la información correspondiente a la Secretaría de Salud del Gobierno Federal en los formatos y estructura establecida, lo cual limitó al Gobierno del estado de Sonora conocer sus debilidades y áreas de mejora.

Tabasco. Aquí el probable daño a la Hacienda Pública Federal es de 114 millones 542 mil pesos y entre las irregularidades destaca el pago a 12 proveedores para la adquisición de medicinas y productos farmacéuticos; materiales, accesorios y suministros médicos; subcontratación de servicios; mantenimiento de equipo y equipo médico y de laboratorio de los cuales no proporcionaron la documentación que acredite los procesos licitatorios, entre otros.

Tamaulipas. Se determinaron recuperaciones por 16 millones 565 mil pesos, en el transcurso de la revisión se recuperaron recursos por un poco más de un millón de pesos, cuya correcta aplicación está en proceso de verificación, y 15 millones 492 mil pesos corresponden a recuperaciones probables.

Tlaxcala. Se determinaron recuperaciones probables por un millón 803 mil pesos, pero al 30 de junio de 2016, la entidad devengó el 100 por ciento los recursos transferidos.

Veracruz. En esta entidad el probable daño a la Hacienda Pública Federal es de 109 millones 247 mil pesos, que representan el 2.7 por ciento de la muestra auditada, por recursos del FASSA 2015 no transferidos por la SEFIPLAN a los SESVER.

Yucatán. El Gobierno del Estado de Yucatán realizó, en general, una gestión adecuada de los recursos del fondo.

Zacatecas. Aquí el probable daño a la Hacienda Pública Federal es de 3 millones 169 mil pesos y la entidad no reportó el primer trimestre de 2015 del formato Nivel Financiero, lo cual limitó al Gobierno del Estado conocer sus debilidades y áreas de mejora.

INFORMACIÓN DE LA SILLA ROTA

Fuente: El Visto Bueno

2

Vea tambien

A través de la música, DIF Pachuca concientiza sobre la prevención del cáncer de mama

De acuerdo con la Secretaría de Salud, cada año se diagnostican alrededor de 23 mil …

Deje un comentario