CAESAR AUGUSTO LINCE.

Durante el gobierno de Javier Duarte se cometieron muchas fechorías que no han llevado hoy a la crisis financiera que vive el estado de Veracruz. Pero no todo fue robos y simulación, como todo gobierno llego a tener aciertos.

Uno de ellos fue el plan integral de Desarrollo Social presentado como el programa “Adelante” que consistía en la coordinación de todos lo programas de las secretarias para mejorar la calidad de vida de los Veracruzanos. Con el programa “Un día de Obra Adelante”, gobierno y la coparticipación de los habitantes mejoraban o rescataban su comunidad.

En el 2011 al mando de Marcelo Montiel Montiel, un ejercito de jóvenes brigadistas comenzaron a recorrer el estado llevando la política de Desarrollo Social a las comunidades, sin distinción de partido. Estos jóvenes llevaron programas sociales a quienes realmente lo necesitaban, durante casi 6 años.

Los brigadistas de SEDESOL tuvieron una escuela de alto rendimiento. Para llevar apoyos a las comunidades más necesitadas, estos jóvenes caminaron en sol y en la sierra durante horas para poder realizar sus censos, pintaron puentes, bardas, escuelas, construyeron casas y pisos, aprendieron a operar políticamente y que los municipios no siempre eran del mismo partido, muchas veces siendo un gobierno de oposición y hostiles trataba que bloquear la labor de los brigadistas de el programa Adelante, esto nunca los detuvo, fueron y entregaron los programas sin distinción de partido.

Los Brigadistas del Programa Adelante fueron responsables de que los programas llegaran a los beneficiarios directamente, sin intervención de los gobiernos municipales o grupos políticos; y apenar de estar llenos de energía de estar comprometidos, su trabajo lo subestimaron, fueron vistos como poca cosa y les fueron traicionados sistemáticamente.El primero de llegar hacer esto fue Alberto Silva.

En Octubre del 2013, como Secretario de Desarrollo Social, Alberto Silva dio la orden que más de la mitad del personal del programa fuera dado de baja, sin previo aviso y a mitad de mes los despidió injustificadamente; en sus celos de querer borrar la sombra de Marcelo Montiel que le quedaba enorme. Algunos lograron rescatar su trabajo pero ese mes de octubre que fueron dados de baja, jamás se los pago.

Silva sin importar que en su mayoría los brigadistas fueran personas con estudios, se le ocurrió explotarlos y darle actividades fuera de funciones, empezaron a cargar y descargar laminas, sin protección ni guantes alguno, los hacia cargar y descargar cientos de despensas, despensas que eran una vergüenza para quienes las entregaba. Alberto Silva no solo menospreciaba a sus trabajadores, también a la población en general.

Pero no hay mal que dure cien años, con la partida de Silva llego Jorgue Carvallo, quien los llego a mandar de comisión sin viáticos, ni para comida ni hospedaje, pero a Carvallo se le recuerda más por el mes de Diciembre, donde ventajosamente se llevo los pavos, vales y electrodomésticos que le dio SEFIPLAN para los que laboraban en la Secretaria de Desarrollo Social.

Finalizo el gobierno de Javier Duarte y llego nueva gente que venia a rescatar Veracruz, con esperanza fueron recibidos, las iban a cambiar y un nuevo programa seria activado, chasco fue para los últimos 15 brigadistas darse cuenta de la realidad.

El director de Combate a la pobreza Eduardo Vargas Sanches los trato como delincuentes como si fueran los responsables del saqueo que realizaron los altos mandos del gobierno duartista. Comenzaron pasando doble lista, cambiando horarios, no tienen permitido abandonar su puesto ni para ir por bebida, en diciembre les negó vacaciones a un grupo y le dio solo una semana a otros y todo para al final menospreciara su trabajo y antes de terminar diciembre los fueron dando de baja en su checador, al ir a Recursos Humanos los mandaban al Departamento Jurídico en donde se les informa que estaban despedidos sin razón alguna, los que intentaron defenderse y seguir trabajando se les negó la entrada a las instalaciones.

Los brigadistas del programa Adelante, apoyaron a cientos de gente, fueron el rostro humano de un gobierno, acudieron a las contingencias del estado, apoyaron en los juegos panamericanos. Y son despedido por que al nuevo personal de SEDESOL le pesa la sombra de las actividades que estos jóvenes realizaron, los despiden con la excusa que la crisis financiera y no duplicar funciones, mientras al mismo tiempo tienen 2 mil nuevos brigadistas.

Y el gobierno de Miguel Angel Yunes, les paga tratándolos como delincuentes, menospreciando su trabajo y lo que entregaron por Veracruz. Hoy se encuentran en diferentes caminos buscando empezar de nuevo en un estado en el que la gratitud no existe.

Ni Perdón, ni olvido, dicen los despedidos en el Gobierno de Miguel Angel Yunes, nos vemos en 2018.

Biniza: Hoy 12 de Enero es el 3 aniversario Luctuoso de César A. Vazquez Chagoya, hoy como cada día vives en nuestro recuerdo papá.

Fuente: Veracruzenlanoticia.com

2

Vea tambien

Pasajero asalta al chofer, se roba la combi y choca unas calles después

  Peto, Yucatán; 16 de octubre de 2017 (ACOM).- Pasado de copas, un albañil que …

Deje un comentario