Home / noticias / Venezolanos esperan la llegada el 2017

Venezolanos esperan la llegada el 2017

En medio de un ambiente poco festivo y sin hallacas (comida típica navideña), los venezolanos serán testigos del arribo de un nuevo año.

“Será una celebración inusual, porque en la cena de fin de año faltaran las hallacas, que han sido símbolo de las tradicionales festividades de Navidad y Año Nuevo”, precisó Carmen Urrutia, coordinadora de la Asociación Amas de Casa en Acción (AACA).

“Este exquisito manjar: un pastel de maíz atado en hojas de plátano y relleno de un guiso de carne condimentado con especies importadas, será sustituido en muchos hogares por una sopa de fideos, ya que la harina precocida para su elaboración desapareció del país”.

Urrutia, en diálogo con Notimex, dijo que los venezolanos están acostumbrados a vivir en medio de episodios de escasez, pero que este año el desabastecimiento de productos de primera necesidad fue el peor de todos, pues faltó hasta la harina de maíz para hacer las hallacas.

“Esta demás decir, que a la escasez de harina de maíz se sumaron los altos precios de la carne de res, cochino y pollo, así como las almendras, aceitunas, alcaparras y las pasas, que son productos importados que intervienen en el guiso”, añadió.

Destacó que la hallaca, con su multiplicidad de sabores, se remonta a la época colonial y es producto de la influencia de la cultura europea sobre la indígena. “Ella (la hallaca) siempre fue motivo de encuentro para la familia venezolana en Navidad y Año Nuevo”.

“Los venezolanos degustaron este platillo hasta el año pasado, cuando aún con dificultad se lograba conseguir la harina precocida. “Sin embargo, este año la misma desapareció totalmente, porque el gobierno se negó a vender el maíz a la única empresa que la producía”, recordó.

Refirió que durante esta Navidad la ropa y calzados de estrenos, así como la compra de bebidas alcohólicas pasaron a un segundo plano y las personas se interesaron más en la búsqueda de alimentos, los cuales son difíciles de conseguir en los mercados y abastos.

María Rojas, madre de seis niños, dijo a Notimex que gastó todo el dinero de sus aguinaldos adquiriendo algunos alimentos a los revendedores ilegales (bachaqueros), “quienes especulan al pueblo valiéndose de la escasez y de la falta de autoridad”.

“Para estrenar no compré nada porque el dinero no me alcanzó; por ello esta noche me pondré la ropa vieja de todos los días, y me iré con los niños a casa de mi mamá, para recibir con ella el nuevo año y hurgar su alacena a ver qué conseguimos de comer por allá”, dijo.

Pulso Político On Line / Con información de La Razón

3

Vea tambien

Buscará la alcaldesa Yoli Tellería bajar más recursos para los pachuqueños

Redacción Visto Bueno Con el compromiso de sacar adelante al municipio y a sus ciudadanos, …

Deje un comentario