Home / noticias / Van por Constitución “modelo”

Van por Constitución “modelo”

Los habitantes de la Ciudad de México pueden esperar una Constitución “buena”, alejada de ser “neoliberal” y que pueda servir de “modelo” para otras entidades del país, coincidieron los constituyentes Dolores Padierna Luna y Bernardo Bátiz Vázquez, del PRD y Morena, respectivamente.

Con matices, los representantes de las dos principales fuerzas políticas de la capital reconocieron que hay debate, más no una “rebatinga”, que se ha avanzado “mucho” en comisiones, descartaron intereses partidistas en su labor y admitieron que hace falta difusión al trabajo de la Asamblea Constituyente de la Ciudad.

La legisladora constituyente por parte del PAN, Cecilia Romero, consideró a su vez que hasta ahora se tiene un proyecto “que no tiene orden”, es decir, que sus artículos no están “armonizados” entre sí o con los preceptos de la Constitución general del país, para evitar que se opongan o tengan efectos contrarios a su propósito.

No obstante, confió en que el documento final que sea aprobado por el pleno, responda a los intereses de la ciudad y de las próximas generaciones, “y no de Morena, el PRD, el PRI o el PAN”.

El priista Enrique Jackson Ramírez, dijo a su vez que con las sesiones plenarias dio inició una etapa muy importante, “porque es la construcción de la Constitución, artículo por artículo”; mientras que Esthela Damián de Movimiento Ciudadano, criticó que los partidos mayoritarios se preocupen más por los tiempos, que por garantizar derechos humanos de segunda y tercera generación.

La Asamblea Constituyente de la Ciudad de México inició en diciembre el debate de cada artículo del proyecto de Constitución, la cual deberá estar aprobada a más tardar el 31 de enero de 2017, para que el 5 de febrero sea promulgada por el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa.

Dolores Padierna Luna, quien coordina la fracción del PRD, dijo en entrevista con Notimex que la Constitución consta de 75 artículos, y sólo ocho o nueve no serían aprobados por consenso, aunque se mostró optimista de que los líderes de las bancadas revisen “alguna redacción que pueda conciliar las posturas de todos”.

Expuso que es una Carta Magna “única en su tipo”, que generará “alto impacto” en el país, que pone en el centro a toda la gente, a la que otorga todos los derechos humanos, les da herramientas para que sean exigibles y progresivos, y fortalece el poder ciudadano para que la población pueda ejercer la soberanía popular.

Aclaró que los trabajos no se han visto contaminados con intereses políticos o electorales, y quien piensa así hace un “cálculo equivocado”, pues la Constitución “es para 20 o 30 años, gobierne quien gobierne, pues lo que nos interesa es la prosperidad de las personas, el desarrollo económico, político y social de la Ciudad de México”.

Padierna Luna señaló que no se le ha dado la difusión adecuada, porque todo ha sido muy rápido y es un proyecto de Carta Magna local “muy complejo”, que si se aprueba como se redactaron los dictámenes en comisiones, “estaremos sentando precedentes también para un cambio en el país”.

Explicó que de acuerdo a lo previsto, la Constitución entrará en vigor el 5 de febrero de 2017, e instruye a la actual Asamblea Legislativa para que elabore la ley electoral local y las leyes orgánicas; mientras que para 2018, cuando haya un Congreso local electo, se hagan 56 ordenamientos, los cuales serán el nuevo marco legal, de tipo progresivo por lo menos por 20 o 30 años.

El integrante del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Bernardo Bátiz, consideró que será una “buena Constitución”, que servirá de “modelo” a otras, porque reconoce derechos, establece un sistema de protección a los mismos y, entre otras cosas, “pone límite a la voracidad de los desarrolladores”.

Hizo notar que a partir de los debates en el pleno se puede avanzar más, aunque “también corremos el riesgo de que haya un retroceso”, pero confió en que “si todos alzamos la mira, puede ser una Constitución modelo para otras entidades”.

De la temporalidad que pueda alcanzar al tratarse de una Constitución “de avanzada” y “progresista”, Bátiz Vázquez indicó que contiene principios generales “que no son perennes, que pueden durar y no son para tal o cual época, pueden durar en forma indeterminada”, y como ejemplo dijo que en materia de derechos humanos “no pueden dar marcha atrás”.

Negó que en el PRD o Morena haya intereses de tipo partidista por tratarse de las dos principales fuerzas políticas de la ciudad, pues “en algunas cosas hemos coincidido con el PRD, en otras ellos defienden mucho el proyecto de Mancera y nosotros no estamos de acuerdo en todo, pero no ha habido una rebatinga”.

En contraste, la panista Cecilia Romero consideró que hizo falta tiempo para que el Constituyente realizara su trabajo, aunque es muy difícil que se cambie la fecha del 31 de enero de 2017 para tener la constitución aprobada.

Dijo que deben legislar en beneficio de los habitantes de la capital y las próximas generaciones, y del PRD o Morena y “yo no sé qué tanto va a haber la capacidad de superar posiciones facciosas para ver el bien común de la Ciudad de México”.

A su vez, el priista Enrique Jackson Ramírez recordó que el trabajo en comisiones ya concluyó con la aprobación de los dictámenes que serán puestos a consideración del pleno, “y habrá que ir discutiendo y votando, y razonando y argumentando a favor o en contra artículo por artículo”.

Mientras, Esthela Damián de Movimiento Ciudadano, aseveró que “pareciera que la preocupación de la coordinadora (Dolores Padierna, del PRD) son los tiempos, no los derechos humanos de segunda y tercera generación que debemos garantizar; así como la pulcritud de la Constitución, sabiendo que la capital del país ha sido el epicentro social para generar nuevos debates en las entidades”.

Pulso Político On Line / Notimex

4

Vea tambien

Pumas motivado por triunfo ante León, van por Monterrey

México, 20 octubre   El delantero Pablo Barrera, de Pumas de la UNAM, mencionó que …

Deje un comentario