Home / noticias / Anahuacalli cumpleideales de Rivera

Anahuacalli cumpleideales de Rivera

En los albores de los años 30 del siglo pasado, el pintor y muralista Diego Rivera Diego Rivera (Guanajuato, 1886-Ciudad de México, 1957) y su esposa, la poetisa y pintora Frida Kahlo (Ciudad de México, 1907-1954) tuvieron la idea de heredar a los mexicanos dos museos, para inculcarles su amor a México y a su cultura.

El sueño de la pareja se concretó y el primero, llamado Anahuacalli, resguarda las más de 50 mil piezas prehispánicas que el maestro coleccionó a lo largo de su vida, son piezas auténticas, originales y únicas que las autoridades consintieron en dejarle a Rivera.

El segundo, llamado La Casa Azul, donde vivió Frida Kahlo, alberga obra y objetos de su universo. Sobre todo, conserva mucho del ambiente en el que ella vivió, de acuerdo con la información que ambos museos ponen a disposición del público a través de su página en la Internet, donde se detalla sobre su historia y el devenir que ambos han conseguido.

En 1955, Rivera formó un fideicomiso con el Banco de México para administrar y vigilar el cumplimiento de las disposiciones relativas a los dos museos. A la muerte del artista, el Museo Anahuacalli estaba en construcción, pero su hija Ruth y el arquitecto Juan O’Gorman se encargaron de continuar el plan y el museo se concluyó en 1963 y se inauguró en 1964.

Actualmente, el recinto tiene la misión de cumplir con el ideal de Diego Rivera, abrir sus puertas para dar a conocer la riqueza cultural prehispánica y promover a nivel mundial la creatividad artística del pueblo de México, con la visión de convertirse en un referente de la cultura nacional, siempre abierto al diálogo entre el México prehispánico y el actual.

De esa forma, entre los objetivos del Museo Anahuacalli destacan lograr en el mediano plazo su sustentabilidad económica, para abrir las puertas al público; contar con todos los sistemas de seguridad de vanguardia para el resguardo del inmueble y la obra que cobija, y ofrecer una experiencia significativa y atención personal de excelencia a los visitantes.

Igualmente, busca conservar y restaurar el inmueble que ocupan el museo y la obra; difundir el patrimonio de arte prehispánico, artístico, arquitectónico y natural que alberga el Museo Diego Rivera-Anahuacalli, heredado por Diego Rivera al pueblo de México, así como desarrollar actividades culturales como exposiciones, talleres, conferencias y encuentros.

Además, la institución desea alentar el desarrollo de la sensibilidad artística como parte integral de la vida de los individuos; actualizar la museografía; contar con un espacio adecuado para el resguardo de sus colecciones, y lograr la capacitación y formación del personal que ahí labora, para ofrecer un mejor servicio y proteger al acervo y al museo.

El proyecto visionario de Diego Rivera al construir el Museo Anahuacalli era crear una Ciudad de las Artes que integrara ecología, arte y arquitectura. Por eso donó una reserva ecológica de más de 46 mil metros cuadrados, la cual permanece en estado silvestre y cuenta con varios afloramientos de agua que enriquecen la belleza del paisaje.

Actualmente, busca recuperar y conservar su ecosistema original de suelo volcánico y preservar en este sitio un espacio ecológico y un lugar de recreación para sus visitantes. La zona perimetral del Espacio Ecológico del museo estaba muy contaminada debido a las grandes cantidades de basura arrojada por los vecinos durante poco más de 50 años.

Para remediarlo, se contrató a una empresa para retirar la basura, recolectándose más de 68 toneladas durante los 35 viajes de camiones que extrajeron los desperdicios. Hoy en día, el enorme terreno se encuentra limpio y transitable en la zona perimetral. Además se construyeron escaleras de piedra volcánica para hacerlo accesible, respetando el entorno.

Para disfrute del público, tanto mexicano como extranjero, el Museo Anahuacalli permanecerá abierto al público los días 24 y 25 de diciembre de 11:00 a 14:00 horas, mientras que los días 31 de diciembre, 1 y 2 de enero de 2017 permanecerá cerrado. La entrada cuesta 60 pesos para mexicanos y 80 para extranjeros; permiso para tomar fotografías, 30 pesos; tiene descuentos para los diversos sectores de la sociedad, destaca en su web.

Pulso Político On Line / Notimex / Foto: Internet

1

Vea tambien

Agradece Videgaray a Italia por apoyo

El secretario de Relaciones Exteriores refrendó los intensos vínculos existentes entre México e Italia y …

Deje un comentario