Home / noticias / Política tribal: Caleidoscopio, por Guillermina Gómora Ordóñez

Política tribal: Caleidoscopio, por Guillermina Gómora Ordóñez

Caleidoscopio

Guillermina Gómora Ordóñez

Política tribal

Disentir en política enriquece el debate, pero no estar de acuerdo y dividir, es el principio del fin para cualquier organización. En el Partido de la Revolución Democrática (PRD) lo saben y no aprenden la lección, lo suyo es fraccionarse a la mínima expresión, esperando quizá que Morena los acabe de nulificar.

 Bajo el membrete de: Militantes de Izquierda (MIZ) nació un nuevo frente al interior PRD que, dicen,  buscará recuperar la unidad de las izquierdas para ir en el 2018 con un solo candidato. El coordinador de su bancada en el Senado, Luis Miguel Barbosa, desafía el espíritu aliancista de la tribu de Los Chuchos, Nueva Izquierda, y afirma que no permitirán que el partido siga siendo comparsa del PAN en los comicios.

Al respecto, Carlos Sotelo, integrante de la nueva tribu dijo que: “las alianzas del PRD con el PAN han debilitado su identidad, alejan a segmentos de nuestra base social y lo colocan en el mismo polo de las fuerzas políticas más conservadoras, corruptas e ineficaces de nuestro país”.

Sin duda, razón les asiste en sus observaciones, pero poco o nada podrán hacer para evitar las alianzas que su dirigente, Alejandra Barrales sigue negociando con el PAN para las elecciones de 2017 en el Estado de México, Coahuila y Nayarit.

A fuerza de ser sinceros, al sol azteca no le alcanza para ir solo en unos comicios, basta recordar cómo le fue el pasado 5 de junio, donde Andrés Manuel López Obrador con Morena los mandó al cuarto sitio en algunos estados.

Si antes los expertos afirmaban que las elecciones se definían en tercios, ahora es en cuartos y bajo esta premisa es que los partidos debieran negociar sus coaliciones, alianzas y el candidato. Sin descuidar el voto duro o de los indecisos. Ya no hay carro completo para nadie, ni candidatos políticamente puros.

Para muestra, las alianzas del PAN-PRD, que llevaron de abanderados a ex priistas como: Miguel Ángel Yunes Linares, en Veracruz; Carlos Joaquín González en Quintana Roo y José Rosas Aispuro en Durango. En estas tres entidades el PAN les impuso el candidato.

Veremos ahora si en 2017 la historia se repite y el PRD sigue como satélite del PAN donde no cantan mal rancheras en materia de política tribal que se reflejará el próximo 22 de enero durante la Asamblea Nacional del partido y se habrá de ratificar a los 270 consejeros nacionales encargados de definir las reglas internas para la elección presidencial del 2018.

Los flemáticos y humanistas blanquiazules se están dando con todo. Los líderes tribales: Ricardo Anaya, Margarita Zavala y Felipe Calderón y Rafal Moreno Valle, tejen alianzas dentro y fuera del partido a fin de quedarse con la candidatura panista a la Presidencia de la República.

De otra forma no se explican los porcentajes en materia de consejeros con los que llegan para esta Asamblea: Ricardo Anaya y Gustavo Madero 45%; Rafael Moreno Valle 35% y Margarita Zavala 17%.

Los últimos dos van como consejeros electos y mantienen su exigencia de “piso parejo” para la candidatura presidencial, habrá que ver si con estos números, Anaya los escucha. Ninguno es  lerdo en estas lides y se dice, en radio pasillo, que no hay que perder de vista a Moreno Valle quien opera políticamente con todo, entiéndase tooodo, para conseguir sus propósitos.

Ya veremos si la izquierda y la derecha de la política mexicana logran resolver sus diferencias internas con miras al 2018 o persisten en el canibalismo que los ha llevado al sótano electoral y a necesitar uno de otro, algo impensable en otras democracias donde la izquierda sí ha llegado a gobernar su país, como España.

Al cierre del 2016, ningún partido sale bien librado del juicio ciudadano, el hartazgo manifestado en las urnas el pasado 5 de junio avanza. La gente está harta de promesas y politiquería de dimes y diretes. Exige propuestas concretas que se reflejen en su bolsillo y en su entorno, de lo contrario les pasarán factura. Los ciudadanos perdieron el miedo a la alternancia.

Vericuentos

Bono verde

A tambor batiente cierra el  jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, que colocó en la Bolsa Mexicana de Valores, el bono verde de la capital del país, por un monto de mil millones de pesos, para financiar proyectos de transporte público sustentable, infraestructura hidráulica y eficiencia energética, con la finalidad de mitigar los efectos del cambio climático. ¡Órale!

Enfrían a Monreal

Al delegado en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, que llegó al cargo por el partido Morena de AMLO, le enfriaron sus aspiraciones a ser el primer gobernador de la Ciudad de México. Sus escándalos relacionados con dineros de dudosa procedencia lo marginaron de los aprecios del dueño del partido, quien ya tenía su plan “B”: Claudia Sheinbaum, delegada en Tlalpan. El doctor en Derecho, ahora promueve crear una gran alianza de izquierdas para el 2018. ¿Será un guiño a sus ex correligionarios del PRD? ¡Ups!

PRI le hace feo a Moreira

Como el horno no está para bollos, el PRI determinó no respaldar el regreso a la política del  cuestionado ex gobernador Humberto Moreira.  Así que al ex dirigente del tricolor no le quedó de otra más que aceptar el ofrecimiento del Partido Joven de Coahuila, para ser candidato a diputado local por el distrito XVI. El fan del chuntaro style, sí aparecerá en las boletas electorales del 2017.

¡Felices fiestas navideñas!  Nos leemos en el 2018.

guillegomora@hotmail.com              @guillegomora

Fuente: El Visto Bueno

4

Vea tambien

Hidalgo como el nuevo destino económico del País: Meneses Arrieta

Redacción Visto Bueno   José Meneses Arrieta, secretario de Obras Públicas y Ordenamiento Territorial (SOPOT), …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *