Home / noticias / Matteo Renzi pasa de ser demoledor a demolido en Italia

Matteo Renzi pasa de ser demoledor a demolido en Italia

Roma, 5 de diciembre 2016 (Notimex).- Con un carrera política meteórica, Matteo Renzi se convirtió en febrero de 2014, con 39 años, en el más joven primer ministro de la historia repúblicana italiana pero no a través de elecciones directas, sino mediante una “maniobra palaciega” con la que echó del gobierno a Enrico Letta, de su mismo partido, el Democrático (PD).

Bautizado com el “rottamatore” (demoledor) por su declarada intención de eliminar o jubilar a la vieja clase política, empezando por los “notables” de su propio partido, como el exprimer ministro Massimo D’Alema, su acérrimo enemigo, Renzi se convirtió en menos de tres años de gobierno en un “rottamato” (demolido o eliminado).

Famosa fue la frase que escribió en Twitter en febrero de 2014: “Enrico stai sereno”, con la que -como secretario general del PD- intentó calmar a Letta sobre el supuesto complot que le preparaba para sustituirlo al frente del Ejecutivo.

Menos de una semana después tal complot tomaba forma y a través de acuerdos al interior del PD y con el ascenso del Parlamento, Renzi desalojó a Letta del Palacio Chigi, la sede del gobierno.

Se convirtió así en el tercer primer ministro italiano no elegido directamente (luego de Mario Monti y del propio Letta) y con el triunfo del PD en las elecciones europeas de mayo de 2014 intentó legitimar un poder que las urnas no le habían dado directamente.

Nacido en Florencia en enero de 1975 y con una licenciatura en Derecho, Renzi llegó al gobierno central tras quemar etapas a gran velocidad.

A los 19 años era secretario provincial del Partido Popular (exdemocristiano), a los 29 se convirtió en presidente de la provincia florentina, a los 34 en alcalde de la ciudad de arte y a los 38 en secretario general del PD (tras derrotar en una elecciones primarias a Pierluigi Bersani), desde donde dio el “gran asalto” al poder.

Con una ambición desmesurada, reconocida por él mismo bajo el argumento de que era necesaria para alcanzar los objetivos de su gobierno, Renzi es en opinión del director del diario Corriere della Sera, Ferruccio De Bortoli, el peor enemigo de sí mismo.

“Renzi no me convence. No tanto por sus ideas o su valentía, apreciables sobre todo en materia laboral, sino por la manera en que maneja el poder. Si quiere realmente cambiar a este país deberá tener cuidado con su peor enemigo: él mismo”, dijo De Bortoli en un reciente editorial.

Fue esa manera de ser la que según los analistas le hizo perder la víspera y por una mayoría “aplastante” el referéndum sobre las reformas constitucionales, con las que buscaba dar mayor gobernabilidad al país mediante el redimensionamiento del papel del Senado y mayores poderes a la figura del jefe de gobierno.

“La responsabilidad de esta derrota es en un 99 por ciento del primer ministro Renzi y de su insensata presunción. Creyó que el referéndum sobre la reforma constitucional era el terreno propicio para imponer su propia hegemonía”, opinó el filósofo y exalcalde de Venecia, Massimo Cacciari (también del PD).

Y es que hace menos de un año Renzi se puso la soga al cuello al anunciar, en el momento en que gozaba de mayor popularidad, que renunciaría si sus reformas no eran aprobadas.

Sus enemigos políticos, que fueron aumentando progresivamente hasta incluir no sólo a los partidos de oposición, sino a figuras del propio PD, le tomaron inmediatamente la palabra, con lo que el referéndum se convirtió en un examen sobre su persona, más que sobre la enmienda propuesta.

“Hace un año el primer ministro tuvo la mala idea de transformar el referéndum constitucional en un plebiscito sobre sí mismo, en una suerte de nueva coronación repitiendo el resultado de las elecciones europeas de 2014”, dijo al respecto el director del diario La Repubblica, Mario Calabresi.

“No se dio cuenta que ningún gobierno en las democracias occidentales sobrevive a un voto seco después de mil días de duración (el de Renzi los cumplió el pasado 18 de noviembre). Ni siquiera Angela Merkel en Alemania habría sobrevivido”, añadió.

En los últimos tiempos Renzi intentó suavizar su imagen de “soberbio”, apareciendo más frecuentemente al lado de su esposa, Agnese Landini, una maestra de liceo (bachillerato) a la que conoció en su adolescencia y con la que tiene tres hijos.

Pero ya era demasiado tarde y, sobre todo, no contaba con los niveles de frustración y descontento del electorado italiano que, según el analista Giovanni Orsina, en menos de tres años lo identificó con la “quinta esencia” de un “establishment” que prefiere salvar a los bancos antes que a los trabajadores.

Pocos, sin embargo, creen que Renzi, de 41 años de edad y considerado un “animal político”, se vaya a retirar de la política como su par británico, David Cameron, quien tras el triunfo del “Brexit” (salida de Gran Bretala de la Unión Europea) dimitió y ha sido visto recientemente comiendo “fish and chips” por las calles londinenses.

Fuente: Veracruzanos.info

1

Vea tambien

Romeo Santos tendrá su figura de cera en el Museo Madame Tussauds de NY

Los Ángeles, 23 junio   El intérprete de bachata Romeo Santos, quien este fin de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *