Home / noticias / Explotar las Denominaciones de Origen, reto para productores mexicanos

Explotar las Denominaciones de Origen, reto para productores mexicanos

México, 27 Noviembre 2016 (Notimex).- El director general del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), Miguel Ángel Margáin, destacó que uno de los retos de los productores mexicanos es aprovechar todo el potencial de las Denominaciones de Origen.

En entrevista con Notimex, dijo que una Denominación de Origen genera ganancias económicas importantes, como es el caso del tequila, en donde no solo hay inversión en el producto, sino en toda la cadena productiva y en la parte turística.

Al respecto, dijo que el trabajo de los productores de tequila debe ser un ejemplo a seguir para las demás industrias que cuentan con una, y que en el caso del mezcal hay avances.

“Los retos que tenemos aquí es que se utilicen y se exploten estas denominaciones. De nada sirve que se publiquen en el Diario Oficial de la Federación si no se usan. Esa es una tarea que nos hemos dado en el IMPI, que se exploten y se generen mayores beneficios”.

Margáin explicó que una Denominación de Origen es un distintivo que se otorga a un producto por sus características naturales, es decir, por las particularidades que le brinda la región, como la altitud, el agua o la calidad de la tierra.

Pero también por los factores humanos y por las técnicas que se usan para elaborar el producto, “como jimar en el caso del tequila, pues existen muchos destilados de agave pero solo los que cumplen con ciertas características se denominan Tequila”.

En ese sentido, dijo que cuando se otorga la protección a la Denominación de Origen, el titular es el Estado mexicano, es decir, las solicitudes deben de venir de los gobiernos estatales, de los municipios o de las asociaciones de productores.

Cabe destacar que la mayoría de las denominaciones de origen que se han solicitado las han realizado los municipios y gobiernos estatales, mientras que su tiempo de duración depende de que los factores sigan subsistiendo a través del tiempo, por lo que es indeterminado.

Margáin refirió que en el país se tienen 15 denominaciones, de las cuales cinco son de bebidas espirituosas, entre las que se encuentra el Tequila, en Jalisco; Mezcal, en Oaxaca; Bacanora, de Sonora; Sotol, en Chihuahua, Coahuila y Durango, y Charanda, en Michoacán.

“Después se tienen tres denominaciones para productos no agrícolas, es decir, artesanías, como la talavera de Puebla y de algunos municipios de Tlaxcala; el Olinalá, que es una madera de Guerrero, así como el ámbar de Chiapas”.

Después hay denominaciones para productos agrícolas como el café de Veracruz y el de Chiapas; Mango Ataúlfo de Chiapas; arroz de Morelos; chile habanero de la península de Yucatán; Vainilla de Papantla y la más reciente, hace dos meses, Cacao de Grijalba, en Tabasco.

En este últimas caso, comentó, el río Grijalbo pasa por los estados de Tabasco y de Chiapas, por lo que el cultivo de cacao se da en ambas entidades, por lo que si en algún momento Chiapas quisiera, puede unirse a la declaratoria de origen.

En cuanto a la protección de la denominación, explicó que en todos los tratados de libre comercio se tiene un capítulo dedicado a la propiedad intelectual, para proteger dichos nombres cuando hay denominaciones de origen mexicanas.

Asimismo, comentó que México pertenece al tratado internacional de Lisboa, “donde de entrada, 29 países reconocen las denominaciones de origen nacionales, salvo cuando haya una cuestión en su país que le impida reconocerlo, pero son excepciones”.

De tal forma, en el caso del cacao ya se publicó el decreto en el Diario Oficial y se giró un oficio a la Secretaría de Relaciones Exteriores, porque se debe hacer a través de conductos diplomáticos para que se solicite este reconocimiento dentro del tratado.

Margáin apuntó que aún están pendientes denominaciones para productos agroalimentarios, así como solicitudes de municipios para extender las denominaciones, por que las mismas condiciones naturales y humanas se presentan en esas zonas.

“El mezcal, por ejemplo, empezó en Oaxaca, pero hay estados que también tienen esta tradición, como Guerrero, Michoacán, Zacatecas, Puebla y Durango, por lo que tenemos solicitudes de otros municipios que se quieren unir a esta denominación”.

Finalmente, concluyó que además de los beneficios económicos, una denominación permite que el ciudadano se sienta orgulloso de los productos que se elaboran en México.

“El Tequila traspasa al municipio del mismo nombre, traspasa al estado de Jalisco y por ello te sientes orgulloso cuando lo reconocen en otro país.

Con el mezcal pasa lo mismo, y en el caso de la vainilla de Papantla es el único producto endémico, además de que es de las más finas del mundo”.

Por lo que los productores deben aprovechar todos los beneficios que les ofrece contar con una Denominación de Origen.

Fuente: Veracruzanos.info

4

Vea tambien

Esposa de Graco compra casa por 8 mdp

Graco Ramírez Durante el programa “En los Tiempos de la Radio”, se informó que Elena …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *